Acupuncture

La acupuntura forma parte de la Medicina Tradicional China (MTC). El término acupuntura designa dos tipos de intervenciones: «metal», en la parte superior del ideograma, y «fuego», en la parte inferior. Ambos elementos hacen referencia a las agujas y a la moxibustión, que se integran al tratamiento sobre un esquema en el cuerpo llamado puntos de acupuntura. 

Los puntos de acupuntura son zonas ―pequeñas cavidades― que se activan o desactivan con el uso de las agujas. Este mapa de diminutas entradas es atravesado por los meridianos, son canales en el cuerpo por los que circula el «QI».

El QI desafía la visión dualista al pensar que la energía vital no es diferente de la materia. Los antiguos textos milenarios expresan que el QI es materia sutil, y que la materia, en efecto, es energía solidificada. Por tanto no hay nada por fuera de la materia, sino que la frontera entre ambas es difusa y supone que una alimenta a la otra. Con una mirada occidental, podríamos decir que cuando estimulamos el QI por inserción o estimulación de estos puntos o entradas, se provoca un estímulo en el sistema nervioso central y periférico, mejora el sistema circulatorio, aumenta la producción de nuestra propia química del cuerpo, se activan procesos celulares y endocrinológicos, y es nuestro propio cuerpo el que se restablece por medio de este estímulo.

Según la Medicina Tradicional China nos enfermamos porque se presenta un desequilibrio en la circulación del QI. Para restaurar el equilibrio, es necesario obtener un diagnóstico (analíticas clínicas, toma del pulso, observación de la lengua y estado emocional) para así elegir un tratamiento que cubra el caso clínico del paciente de modo individual, teniendo en cuenta todo su contexto. De esta manera, la acupuntura ayudará a restituir el equilibrio de manera efectiva.

A día de hoy, practico una forma de Acupuntura basada en tres grandes estilos: la Acupuntura Clásica (MTC), la Acupuntura de la Familia Tung y el fantástico Método de Equilibrio (Balance Method) del Dr. Tan. Se ha demostrado que estas fuentes, son de las técnicas más eficaces, su lógica es clara y  precisa, logrando resultados inmediatos y acumulativos.

EN